Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Realizar una Consulta
Calificar nuestra Web
Volver hacia atrás
Leyes y Principios de la Homeopatía

LEY DE SIMILITUD:

Similia similibus curantur (curación por los similares): Si una sustancia tiene la capacidad de producir un determinado cuadro sintomático en una persona sana, tiene a la vez la capacidad de curar a una persona enferma que presente un cuadro similar a éste.

PRINCIPIO DE INDIVIDUALIZACIÓN:

Es más importante tratar al enfermo que a la enfermedad; se trata de mejorar el estado general de la persona tanto físico como mental y emocional. Una persona en perfectas condiciones de dichos estados, conserva intactas la propia capacidad de curarse a sí mismo.

PRINCIPIO DE DOSIS INFINITESIMALES:

Esto se refiere a que los medicamentos homeopáticos están hechos con muy pequeñas dosis de sustancia medicamentosa, a tal punto de dilución que sus componentes ya no pueden ser detectados químicamente; el medicamento en estas condiciones comienza a actuar en el campo de la física, evitándose de esta manera las reacciones adversas y tóxicas de los componentes químicos.

PRINCIPIO DE DINAMIZACION:

Este es el proceso que le da verdadera eficacia a esta medicina y es lo que explica porqué cobra verdadera trascendencia sólo después de 2000 años de haber sido enunciada la ley de los semejantes. La dinamización son sucuciones fuertes y repetidas según reglas rigurosas que hacen que mientras más diluida sea una sustancia, mayor capacidad tenga ésta de estimular las propias funciones vitales del organismo.

PRINCIPIO DE ENERGIA VITAL:

Este hace alusión al hecho que en todos los seres vivos existe una energía que los mantiene vivos. Esta energía es dinámica, está en continuo movimiento, y a la vez tiene un sentido y dirección de flujo; lo hace desde los órganos más profundos y vitales (como cerebro, corazón, pulmones, hígado, riñones, etc.), hacia los más superficiales y emuntoriales (como estómago, intestinos, vías aéreas, vejiga, piel, faneras, etc.). El medicamento homeopático tiene la capacidad de armonizar, estimular esa energía y de favorecer su flujo en el sentido y dirección correctos estimulando de esta manera el buen funcionamiento de cada una de las células, tejidos y órganos de todo el cuerpo.

LEY DE CURACIÓN:

Es otro hallazgo de un médico homeópata; el Dr. Constantino Hering la cual enuncia; cuando se pone en marcha un verdadero proceso curativo, este comienza por los órganos más nobles, profundos y esenciales para la vida, y luego sigue con los más superficiales (como en el ejemplo sobre energía vital). Una persona que pone en marcha su propio sistema curativo, mejora primero en el plano emocional y en segundo lugar en el plano físico y aquí en el orden ya descrito. Si no ocurre en ese orden, no hay un verdadero proceso curativo y lo que sucede es que se está suprimiendo dicho proceso trayendo esto, consecuencias mucho más nocivas que la misma enfermedad.
"DE AHÍ, LA IMPORTANCIA DE TRATAR A LA PERSONA QUE PADECE LA ENFERMEDAD Y NO SÓLO A LO QUE SE DENOMINA ENFERMEDAD O SÍNTOMAS AISLADOS DE ÉSTA".

PRINCIPIO DE SUSCEPTIBILIDAD:

Para que se produzca una determinada enfermedad tiene que haber un terreno predispuesto, sin el cual no es posible enfermedad alguna; esto es fácil de observar en los casos de epidemias en donde enferman unos cuantos, pero no todos los individuos de la población. Lo mismo pasa con las enfermedades crónicas. El remedio homeopático lo que hace es justamente disminuir la susceptibilidad a enfermar.

PRINCIPIO DE EXPERIMENTACIÓN PURA:

Los remedios no son experimentados en animales o personas enfermas, sino que lo son en personas sanas que se disponen voluntariamente y las experimentaciones se hacen a doble ciego siguiendo las reglas del método científico experimental.





Consultorios Santa María
San Francisco, Córdoba, República Argentina.
Bv. 25 de Mayo 2665
Tel.: +54 9 3564 436995
Mail: info@danielcento.com

Copyright 2014

Leyes y Principios de la Homeopatía
Historia de la Homeopatía
Biografía de Samuel Hahnemann
10 razones para elegir la Homeopatía
¿Por qué nos enfermamos?
Homeopatía para Menopausia
Homeopatía para Artrosis
Homeopatía para Migrañas
Homeopatía para Estrés
Homeopatía para Cáncer
Homeopatía para Corazón
Homeopatía para Várices y Hemorroides
Leyes y Principios de la Homeopatía Historia de la Homeopatía Biografía de Samuel Hahnemann 10 razones para elegir la Homeopatía ¿Por qué nos enfermamos? Homeopatía para Menopausia Homeopatía para Artrosis Homeopatía para Migrañas Homeopatía para Estrés Homeopatía para Cáncer Homeopatía para Corazón Homeopatía para Várices y Hemorroides Farmacias Homeopaticas
Diseño Web Profesional